Mercedes-AMG Project One: de la F-1 a la calle

Mercedes-AMG Project One: de la F-1 a la calle

La Fórmula 1 llega a la calle en forma de Mercedes-AMG Project ONEUn hypercar híbrido que desarrolla más de 1.000 CVEl Mercedes-AMG Project One todavía es un prototipo pero está previsto que llegue a comercializarse Comparte en Facebook Comparte en Twitter 0REDACCIÓN12/09/2017 16:29 | Actualizado a 12/09/2017 16:31Todavía en forma de prototipo, el Mercedes-AMG Project One exhibe todo el potencial del que será el próximo hypercar del fabricante alemán. Este superdeportivo biplaza, que se acabará fabricando en serie limitada, incorpora prácticamente sin modificaciones la tecnología de la Fórmula 1. Propulsado por un sistema híbrido enchufable de altas prestaciones ofrecerá una potencia que rebasará los 1.000 CV, podrá alcanzar una velocidad punta superior a los 350 km/h y acelerará de 0 a 200 km/h en menos de 6 segundos.“Para nosotros, el deporte del motor no es un fin en sí mismo. En condiciones de máxima competencia desarrollamos tecnologías de las que más tarde se benefician también nuestros vehículos de serie. Ahora aprovechamos la experiencia y los éxitos cosechados en tres campeonatos mundiales de constructores y de pilotos para llevar a la carretera por primera vez la tecnología de la F-1”, ha afirmado Dieter Zetsche, Presidente de la Junta Directiva de Daimler AG y responsable de Mercedes-Benz Cars.El piloto de F-1 Lewis Hamilton ha presentado el nuevo Mercedes-AMG Project ONE en el Salón del Automóvil de Frankfurt n, Germany. (Thomas Lohnes / Getty)Este hypercar, equipado con una transmisión AMG Speedshift de 8 relaciones, combina la potencia de un bloque de gasolina V6 de 1,6 litros (procedente del monoplaza de Mercedes-AMG Petronas) con la de 4 motores eléctricos (dos de ellos en el eje delantero, otro en el turbocompresor eléctrico y un último en el cigüeñal). En total, como hemos comentado antes, eroga más de mil caballos.Para alcanzar un elevado régimen de giro se han sustituido los muelles de válvula mecánicos por variantes neumáticas. De este modo, el motor dispuesto en posición central por delante del eje trasero alcanza sin esfuerzo un régimen máximo de 11.000 rpm, una cota única en un vehículo para carretera. No obstante, esta cifra se mantiene deliberadamente por debajo del límite de revoluciones de la F1 a fin de asegurar una mayor durabilidad y la posibilidad de repostar gasolina Súper Plus convencional en lugar de combustible de competición.El Mercedes-AMG Project One puede acelerar de 0 a 200 km/h en menos de 6 segundos (Daimler AG)Las motorizaciones eléctricas instaladas en el eje delantero alcanzan también un régimen excepcional de 50.000 rpm. El motor de altas revoluciones recibe asistencia de un turbocompresor de alta tecnología. La turbina de gases de escape y la turbina del compresor están separadas para asegurar una posición ideal respecto al lado de escape y el lado de admisión del motor, y se unen a través de un árbol de transmisión.En este árbol se ha dispuesto un motor eléctrico de 90 kW de potencia que, en función del estado de servicio, puede impulsar la turbina del compresor hasta un régimen de 100.000 rpm. Por ejemplo, al ponerse en marcha, o después de cambios de carga. Esta unidad se designa en Fórmula 1 MGU-H (Motor Generator Unit Heat).La principal ventaja es que se elimina completamente la caída en la sobrealimentación, es decir, el retardo en la respuesta a las órdenes del acelerador debida a la inercia del turbocompresor de gran tamaño. El tiempo de reacción efectivo se reduce considerablemente, siendo más corto que en un motor V8 atmosférico.El interior del Mercedes-AMG Project One es muy racing y está digitalizado (Daimler AG)El turbocompresor eléctrico tiene una segunda ventaja. Aprovecha una parte de la energía sobrante de los gases de escape y la convierte en energía eléctrica, operando como un generador. Esta energía alimenta la batería de alto voltaje de iones de litio (recuperación) o se utiliza en otro de los motores eléctricos como fuente de propulsión adicional. Este motor eléctrico desarrolla una potencia de 120 kW y está situado junto al motor de combustión, unido al cigüeñal mediante un engranaje de ruedas dentadas rectas (MGU-K = Motor Generator Unit Kinetic).Se trata de otra tecnología que aporta máxima eficiencia y potencia a la Fórmula 1. A esto se sumarán otros dos motores eléctricos, de 120 kW cada uno, en el eje delantero. Están acoplados a las ruedas delanteras a través de sendos engranajes reductores. El eje delantero con propulsión eléctrica permitirá acelerar y frenar por separado las dos ruedas delanteras y, por lo tanto, configurar una distribución selectiva del par motor para aumentar el dinamismo de conducción (Torque Vectoring).Al mismo tiempo, los motores en los ejes permiten aprovechar de modo ideal la energía de frenado para recuperación. Está previsto alcanzar hasta un 80% en condiciones normales de marcha. Esta energía se almacena en la batería y está a disposición para aumentar la autonomía en régimen eléctrico, que es de

Origen: Mercedes-AMG Project One: de la F-1 a la calle

Deja un comentario