¿Qué le ocurrió a Diana Quer?

¿Qué le ocurrió a Diana Quer?El desbloqueo del móvil de la joven desaparecida en A Coruña el pasado 22 de agosto no ha conseguido reabrir el caso judicialmenteDiana Quer (Atlas) Comparte en Facebook Comparte en Twitter 2RAQUEL QUELART22/08/2017 00:05 | Actualizado a 22/08/2017 08:12Un año después de la desaparición de Diana María Quer, la investigación se encuentra encallada. “No avanza”, reconoce Joaquín Amills, presidente de Sos Desaparecidos, organización a la que pertenece Diana López Pinel, la madre de la joven madrileña cuyo rastro se perdió la madrugada del pasado 22 de agosto en A Pobra do Caramiñal (A Coruña). Las mismas fuentes señalan que el desbloqueo del teléfono móvil de Quer, encontrado en la ría de Arousa a finales de octubre, “ha sido inútil”.Si bien las esperanzas de la familia de Diana por encontrarla continúan vivas, lo cierto es que el paso del tiempo va debilitando los ánimos del entorno familiar y afectivo de la desaparecida. “Es un cúmulo de sentimientos que te van minando. Es mucho tiempo”, aseguraba López Pinel en una entrevista reciente en el programa Espejo Público de Antena 3. “Es un auténtico calvario sobrellevar esto cada día”, declaró el padre de Diana, Juan Carlos Quer, con motivo del decimonoveno cumpleaños de su hija, el pasado 12 de abril.La principal hipótesisEl hecho de que la policía judicial de la comandancia de A Coruña, con el apoyo de la Unidad Central Operativa (UCO) de la Guardia Civil, no encuentre nuevos indicios que den un giro inesperado al caso no significa que no pongan empeño en resolverlo. De hecho, tanto desde SOS Desaparecidos como desde el entorno familiar de Diana en repetidas ocasiones se ha valorado positivamente el trabajo del equipo de investigadores. “Están haciendo una gran labor”, reconocía el padre de la joven hace pocos meses. Mientras que Joaquín Amills aseguraba que la Guardia Civil ha estado trabajando “muy en serio” en el caso, lo que para la familia significa que “no se olvida”.No obstante, los resultados de las entrevistas y escuchas telefónicas realizadas, las pistas que se han seguido y los pocos hallazgos que se han encontrado –el más significativo, el del móvil de Diana- no han dado resultados positivos. Si bien han servido para apuntalar una hipótesis principal: la noche de domingo en la que desapareció, la joven pudo ser forzada a subir a un coche durante el trayecto de regreso a casa después de participar en la fiesta local Carme dos Pincheiros.La principal incógnitaY aquí aparece el primero de los interrogantes: ¿Conocía Diana a los supuestos raptores o fue asaltada por uno o varios extraños? A falta de confirmación oficial, se filtró a la prensa que la Benemérita ha estado investigando a 200 sospechosos, aunque no ha trascendido por el momento cuántos de ellos se han llegado a descartar. Por su parte, la Guardia Civil se muestra hermética a la hora de facilitar datos sobre la operación, como por ejemplo cuántos agentes siguen trabajando en ella, con el caso archivado judicialmente y, por ende, con el secreto sumarial levantado.Aquel verano, Diana, con la mayoría de edad recién estrenada, pasaba unos días de vacaciones, como tenía por costumbre, en esta localidad costera junto a su madre –sus padres están divorciados- y su hermana, Valeria. El anuncio difundido de la desaparición la describe como una chica de 1,75 metros de estatura, melena muy larga, lisa y morena, ojos de color castaño oscuro y 55 kilos de peso.La última foto de Diana Quer: la joven se hizo una ‘selfie’ junto a una amiga horas antes de desaparecer (La Vanguardia)La noche del 22 de agosto decidió ponerse un pantalón corto rosa, camiseta blanca y sudadera y zapatillas negras con cordones para salir con un par de amigas. Según varios testigos, fue y vino de las fiestas del pueblo, que se celebraban en el parque Valle-Inclán, a la pizzería “Mi manda Picone”, situada en el número 10 del paseo de O Areos, que se encuentra a un kilómetro de distancia del chalet donde veraneaba, en Cabío (Xobre, A Pobra).Para ir hacia su casa, Diana tenía que caminar en línea recta por este paseo de la playa, iluminado en el primer tramo y oscuro, en el segundo, donde abundan las naves y edificios destartalados. La investigación llegó a la conclusión de que fue en algún punto de este recorrido donde su rastro se perdió, seguramente cuando se encontraba a tan sólo 700 metros del chalet.El tramo del paseo de A Pobra que transcurre junto a la playa en el que desapareció Diana Quer (Google Maps)Pero antes de que esto sucediera, la madre de Diana la llamó al móvil a la 1.21 horas de aquella fatídica madrugada con el objetivo de llevarla de vuelta a casa. La joven rechazó la oferta a pesar de que le quedaba poca batería en el terminal, y le aseguró que regresaría enseguida a la vivienda familiar. No obstante, alargó la velada al menos una hora más, ya que no fue hasta alrededor de las 2.30 horas que decidió despedirse de sus dos amigas. Diez minutos después, se topó con una conocida e

Origen: ¿Qué le ocurrió a Diana Quer?