5 motivos para un atasco de desagues

5 motivos para un atasco de desagues

5 motivos para un atasco de desagues
5 (100%) 1 vote
5 motivos para un atasco de desagues

Un atasco de tuberías es engorroso, desagradable y, en ocasiones, difícil de solucionar. Si se trata de un atasco leve, puedes arreglarlo tú mismo. Si ves que los métodos tradicionales no funcionan, lo mejor es que llames a un profesional. Sea la hora que sea, puedes ponerte en contacto con nosotros.

En cuanto a los motivos principales para que se produzca un atasco de tuberías, la verdad es que algunos podemos evitarlos, pero otros no dependen de nosotros. Hoy te hablaremos de todos ellos.

Vertido de sustancias no adecuadas: el atasco de tuberías que sí puedes evitar

De hecho, tirar al retrete o verter por el fregadero todo tipo de desechos es una práctica muy habitual. Tanto como perjudicial. Aceites, grasas de los alimentos y otro tipo de sustancias pegajosas parecen desaparecer sumidero abajo, pero en realidad se adhieren a las paredes de las tuberías creando atascos. Los desechos de comida que tiramos al WC corren el mismo destino. Al final son esos restos de grasa y jabones los que crean atascos de cañerías que suelen producir malos olores, entre otras cosas. Para evitar un atasco de tuberías de este tipo, lo mejor es hacer uso del contendor de basura orgánica.

Problemas  que pueden crear un atasco de tuberías

Tuberías que no tienen la inclinación suficiente

La inclinación de una tubería jamás debería ser menor de un 2%. Si la tubería está menos inclinada, eso favorecerá que se acumulen residuos. El agua baja a menor velocidad y no arrastra consigo todo lo que podría con una inclinación mayor. Es imposible saber si la instalación es correcta, pero puedes prevenir atascosa si cada semana viertes una cazuela de agua hirviendo por los diferentes lavabos y fregaderos de casa. Así mantienes la instalación limpia.

Tuberías con demasiaados codos o cambios de pendientes

Igual que en el caso anterior, un exceso de giros, de sifones y cambios de pendientes repentinos pueden crear zonas donde se acumulan los resíduos. O, lo que es lo mismo, zonas proclives a que se produzcca un atasco de tuberías. Evitarlos en este caso es más difícil. Una inspección regular de la instalación ayudará en la prevención para que no haya males mayores.

Instalaciones viejas

De nuevo, el problema es la calidad de la instalación. Algo sobre lo que los usuarios no tienen el menor control. Una revisión de las cañerías te avisará de si están demasiaado desgastadas y pueden darte problemas. Evitar atascos de tuberías en instalaciones deterioradas no es sencillo. Podrías necesitar reemplazarlas si los desperfectos son demasiado graves.

En cualquier caso, si no has podido prever que tus tuberías sufrirían un atasco, no dudes en ponerte en contacto con nosotros. En www.elsebas.net somos profesionales de la fontanería y estaremos encantados de ayudarte en lo que necesites. Desatascaremos tus tuberías o revisaremos la instalación para que el atasco no llegue a producirse. También podemos realizar tareas de mantenimiento para que tu fontanería se encuentre siempre en perfecto estado. ¡Llámanos!

A %d blogueros les gusta esto: